36 hace días
Estoy enamorada de un compañero del trabajo y él sabe lo que siento por él porque se lo he dicho muchas veces. Una vez me dijo que él sentía algo por mí e intentó tener relaciones conmigo, lo rechacé a pesar de morirme por estar con él y empezó a tratarme mal.

Sé que no está bien porque me gusta que me trate mal y hace que quiera estar más y más con él... He intentado alejarme de él, pero entre más me rechaza, más crece mi interés en él... Tal vez si me tratara bien, no tendría estas ganas de estar con él, pues su trato es lo que más me atrae de él.
2 1
quedan 1000 caracteres
brendii123publicado 23 hace días
Creo personalmente, que tu autoestima esta un poco bajo, o eres de esas personas que les gusta rogar, y eso es algo que debes cambiar.. Y el cambio empieza por ti .. Y si el no aprecia lo que eres y se hace el exquisito ... mostrar comentario
7708_80publicado 34 hace días
Trata de evitarlo.. no le hable no lo mires y no te relaciones con el poco a poco lo que sientes por el se irá desvaneciendo
1 respuesta
abi_122publicado 14 hace días
Creo que te falta carácter; mientras más lo busques peor va a ser su trato hacia vos. Y por lo que contas creo que solo quiere sexo e intento aprovecharse de tu enamoramiento, como no obtuvo lo que quer&iac... mostrar comentario


siguiente confesión

top confesiones en la sala de espera
43 hace días
Tengo una amiga que siempre se queda a dormir en mi casa y siempre teníamos esos juegos de tocarnos y darnos picos,... seguir leyendo
72 hace días
Tuve la relación más bonita, él era súper caballero, me hacía sentir su princesa, vivimos el mejor año, viajamos,... seguir leyendo
72 hace días
Mi esposo tiene 32 años. Estamos juntos más de 15 años, tenemos relaciones desde hace catorce años.
Los dos no tuvimos... seguir leyendo
72 hace días
Mi novia hace poco obtuvo un ascenso de puesto en su compañía y dijo que para celebrarlo se iba a hacer algún súper... seguir leyendo
72 hace días
Mi novio se tiró un pedo silencioso en una comida familiar en mi casa y me echó la culpa.

Amor, eres un PUERCO... seguir leyendo